Saltar al contenido

Las 10 mejores bombillas led ecológicas de 2020

La tecnología LED ha llegado para quedarse. Es la iluminación ecológica para cuidar el medio ambiente. Esta nueva tecnología es más eficiente que incluso las bombillas de bajo consumo, ¿quieres saber qué ventajas  tienen las bombillas LED ecológicas? Pues sigue leyendo nuestro artículo de hoy.

¿Por qué usar bombillas LED ecológicas?

A parte de usar las bombillas led ecológicas para contribuir a ayudar al medio ambiente y su contaminación lumínica, estas bombillas suponen una ventaja también en nuestro ahorro mensual. Y es que al ser bombillas LED, estas consumen menos energía, y por tanto, el recibo de la luz de finales de mes no es tan caro como si usásemos unas bombillas normales o de bajo consumo.

Ventajas de las bombillas LED ecológicas

Hemos seleccionado cuatro puntos para que veas las ventajas que pueden proporcionarnos las bombillas LED ecológicas, el primero: la energía eficiente. El segundo: la variedad de colores. El tercero: el silencio de las bombillas LED ecológicas, y por último, la luz enfocada. ¿Quieres saber más sobre estos cuatro puntos? Pues avanza leyendo nuestro artículo.

Energía eficiente

Una bombilla incandescente pierde el 80% de su energía en forma de calor, dejando sólo el último 20% para la emisión de luz. Por otra parte, las bombillas de luz LED funcionan justo de manera contraria.  Las bombillas de luz LED, destinan un 20% de su energía a la generación de calor. Con todo ello, incluso frente a las bombillas denominadas de bajo consumo, conseguimos un ahorro de energía que se sitúa en el rango del 50% al 80%.

Variedad de colores

Las bombillas LED ecológicas tienen más variedad de colores ya que se pueden fabricar sin filtros. Esto abarata los costes de producción. Por eso nos encontramos con bombillas LED de todos las tonalidades, y se han vuelto virales y muy de moda las tiras de bombillas LED que cambian de color. Serán todo un acierto para nuestro hogar, las podemos colocar en cualquier zona. Detrás del televisor, alrededor de los cuadros o ventanas, hasta hemos visto lo bien que quedan en zonas específicas del baño. Son una auténtica pasada.

Más vida útil y menos contaminación

Las bombillas LED pueden durar hasta hasta 20 veces más que las bombillas incandescentes. Esto se debe a que no tienen filamentos, y los filamentos es lo que más se suele romper de las bombillas cuando dejan de funcionar. Al no tener filamento, su vida es más útil. Puede rondar las 50.000 horas frente a las 2.000 de una bombilla normal o de bajo consumo. Por lo que con este tipo de iluminación no hay necesidad de reponer las bombillas tan frecuentemente y no se generan deshechos.

Más silenciosa

Como hemos podido notar, alguna de las bombillas más veteranas, emite un sonido, como una especie de zumbido de transformadores. Con las bombillas LED olvídate de ese sonido, ya que son muy silenciosas.

Luz enfocada

Las luminarias LED se pueden centrar sin el uso de reflectores o lentes adicionales. Esto te permite tener una luz constante y dirigida a la posición que mejor te convenga.

Más seguridad

Como consumen tan poca energía, las bombillas de LED no se recalientan. Siempre se mantienen frías. Esto disminuye el riesgo de provocar quemaduras tanto en el soporte donde se coloquen como en las personas. Además, las lámparas LED son muy estables y resistentes a vibraciones y golpes.