Saltar al contenido

Las 10 mejores bombillas LED e27 regulables del 2020

Las bombillas LED e27 regulables cada vez están más de moda, ya no sólo por el ahorro del recibo de la luz sino también por crear ambientes entre distintas habitaciones.

¿Qué es un Dimmer para las bombillas LED e27 regulables?

Un dimmer o regulador sirve para regular la energía en uno o varios focos con el fin de variar la intensidad de la luz que emiten, cuando las propiedades de la lámpara lo hacen posible. Actualmente los circuitos más empleados incluyen la función de encendido al «paso por cero» de la tensión. La disminución del valor eficaz en la bombilla se logra recortando la señal en el momento de subida en el punto que se elija, si cortamos la señal cuando la onda llega a 60 V p.e. se encenderá muy poco, mientras que si la cortamos al llegar a 200 V se encenderá casi al máximo.

Algunos dimmer pueden ser controlados a través de controladores y protocolos especiales. En el caso de la iluminación para escenarios uno de los protocolos más utilizados es DMX (Digital MultipleX), que es un protocolo de comunicaciones usado para controlar la iluminación de escenarios, o DMX512, el cual permite que la intensidad de las luces convencionales pueda ser sincronizada con las luces de efectos especiales, máquinas de humo, etc.

¿Dónde y cómo instalar el regulador de las bombillas LED e27?

En lugar de desviar la energía de la bombilla a una resistencia por medio de un potenciómetro. Esto se hacía antiguamente. Ahora, en la actualidad, el Dimmer cierra y apaga el circuito de la luz para reducir la cantidad total de energía que fluye a través del circuito. El circuito de la bombilla se apaga muchas veces por segundo. El Dimmer corta la onda de corriente alterna que tenemos en casa. Apaga automáticamente el circuito de la bombilla cada vez que la corriente invierte la dirección. Esto ocurre 2 veces por ciclo.

¿Cómo funcionan las bombillas LED e27 regulables?

Los reguladores de luz o Dimmer a tener el ambiente lumínico deseado en cada momento. Esto nos ayuda a ahorrar energía porque ponemos una bombilla luz tenue o baja consume menos. Además, las lámparas reguladas o controladas por Dimmer duran mucho más porque no trabajan al 100%.